Uma Paro, Bután

uma paro T

Ubicación: Paro, Bután

 

Bután no es uno de los primeros lugares que nos vienen a la cabeza al pensar en los destinos más turísticos del mundo. La razón es muy sencilla: el número de turistas que pueden visitar este reino del Himalaya al año está limitado a solo unos miles de personas, menos que los huéspedes que pasan por algunos hoteles en el mismo lapso de tiempo.

Por lo tanto, no tiene nada que ver con el atractivo turístico de Bután, que se hace patente en un hotel como el Uma Paro. El último balneario de Christina Ong se empapa de la belleza deslumbrante del paraje y de una tradición budista profundamente arraigada en la zona para brindar una experiencia relajante, e incluso espiritual.

El edificio principal del hotel y las nueve villas circundantes se enclavan en más de 15 hectáreas de laderas boscosas y ofrecen unas vistas espectaculares a los picos y a los valles. Impera una arquitectura modernista, con unos interiores zen de líneas bien definidas que encajan perfectamente en el entorno del Himalaya. No obstante, el Uma Paro no es un monasterio, y está equipado con comodidades de lujo, como reproductores de DVD y toalleros térmicos junto a las colchonetas de yoga de la habitación.

La verdadera razón de ser de este lugar es el Shambhala Spa: cuatro cabinas de tratamiento, cabinas de vapor para señoras y para caballeros, un gimnasio moderno y una piscina cubierta con un solario al aire libre, desde el que se dominan los pinos, los prados y los arroyos de los valles. Lo primordial no es la estética, sino el yoga, los masajes y la medicina ayurvédica, que no solo procuran bienestar físico, sino también espiritual.

Tampoco sería una experiencia redonda sin una excursión a los tranquilos alrededores del Uma Paro. Se pueden organizar excursiones por el Himalaya y visitas a lugares de interés, así como actividades como ciclismo de monte y rafting.