Bath

BATH

Bath es una parada obligada en cualquier gran experiencia del Reino Unido. Declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, Bath y el impresionante entorno natural que rodea a la ciudad son para el visitante uno de los lugares de mayor belleza de Inglaterra. En este sitio podrá descubrir más y reservar alojamiento y hoteles en Bath y la campiña de sus alrededores. 

 

 

 

 

 

 

 


Bath cuenta con los mejores tesoros arquitectónicos e históricos de Europa, incluidos las Termas Romanas y la Sala de Bombas, la abadía del siglo XV y el impresionante Royal Crescent. Bath es fácil de explorar a pie para poder admirar su hermosa arquitectura georgiana, aprovechar la presencia de sus muchas tiendas independientes, sus irrepetibles museos y la diversidad de sus pubs y restaurantes. Ahora, los visitantes pueden bañarse de nuevo en los únicos manantiales naturales de agua caliente de Gran Bretaña, en las impresionantes instalaciones termales Thermae Bath Spa.

 

 

 

 



Para los romanos, Bath era Aquae Sulis. Llamaron así a su ciudad por sus manantiales de agua mineral termal y construyeron un complejo de baños consagrados a la diosa Minerva. Hoy en día es posible visitar las Termas romanas para explorar las extensas ruinas y los tesoros del magnífico templo romano. Existen guías sonoras personales en francés, español y alemán.Los visitantes en Bath pueden bañarse de nuevo en los manantiales de aguas termales en un impresionante balneario del siglo XXI, el Thermae Bath Spa.

 

 

 

 

 

 

El complejo ofrece una amplia gama de tratamientos y terapias relajantes, así como la oportunidad de bañarse en una espectacular piscina de agua termal al aire libre, situada en la azotea del edificio.Si quiere darse un capricho o aprovechar al máximo los lujos de Bath y los alrededores, éste es su sitio. 

 

 

 

 



Bath está rodeado por las suaves colinas de los Cotswolds y Mendips, los espacios abiertos de Wiltshire y los lagos y los valles de Noroeste de Somerset. Es un paisaje milenario impregnado de historia, salpicado de monumentos famosos en todo el mundo como Stonehenge y Avebury, ciudades catedralicias como Salisbury y Wells, el valor patrimonial de Bradford-on-Avon, Midsomer Norton y Radstock y los emplazamientos legendarios de Cheddar y Glastonbury, en Somerset.La región alberga algunos de los mejores jardines y casas históricas de Gran Bretaña (Stourhead, Westonbirt, Dyrham Park, Hestercombe, Longleat, Montacute y el Sudeley Castle, por mencionar unos cuantos).

 

 

 

 

 

También apreciará la excelente oportunidad para salir de compras: aquí encontrará cualquier cosa, desde antigüedades a tiendas con productos directos de fábrica. Eso por no mencionar la calurosa bienvenida, típica del West Country, que se dispensa al visitante en pubs, salones de té, hoteles, restaurantes y granjas.

 

 


iata