Turismo en globo a 36 km de la Tierra

2011-05-19

Una empresa catalana ha anunciado que antes de 2015 lanzará a 36 km de la tierra –donde el planeta ya se ve azul y el cielo negro como en el espacio- el globo espacial ‘Bloon’. El precio del billete rondará los 110.000 euros y los responsables garantizan experiencias similares a las de los astronautas.

 

La encargada de lanzar ‘Bloon’ es la compañía Zero2infinity, sus responsables explican que se trata de un enorme globo de helio del que penderá una cabina con capacidad para dos pilotos y cuatro turistas. El artefacto se elevará gracias a la menor densidad del helio, hasta una altura de entre 30 y 36 kilómetros “un punto en el que ya se ve perfectamente la curvatura de la tierra y se observa la oscuridad del cielo y las primeras estrellas”, con lo que se ofrece una experiencia similar a la de los astronautas.

 

El vuelo partirá de una localización, todavía por determinar, pero donde no podrá haber ni mucho tráfico aéreo ni estar ubicado en un área junto a la costa en la que haya viento fuertes que pudiera llevar el globo al mar, porque aunque amerizar es factible resulta incómodo.

 

Sin embargo, este viaje ‘espacial’ no estará al alcance de cualquiera, ya que el precio del billete ronda los 110.000 euros. Eso sí, la experiencia tendrá una duración aproximada de cinco horas y media y sus promotores aseguran que el viajero irá igual o más cómodo que en un avión convencional “sin las molestias típicas de espacio y presión”.

 

Aunque esta es una de las primeras experiencias que se ponen en marcha en España, lo cierto es que alrededor del mundo distintas empresas se han puesto en marcha ya para ser las primeras en esta ‘carrera’ del turismo espacial. La compañía Virgin Galáctic –propiedad del multimillonario Richard Branson-  ya ha realizado un primer vuelo de prueba con la nave VSS Enterprise y espera realizar el primer viaje turístico aproximadamente en 2012.

 

Además, la constructora aeronáutica Boeing también se ha apuntado a la conquista turística del espacio y quiere ofrecer a los pasajeros la oportunidad de volar al espacio en una nave que desarrolla actualmente para viajar en órbita terrestre baja. Para ello usará su prototipo Boeing Crew Space Transportation-100 (CST-100).

 

Y es que el interés de los ciudadanos de a pie por visitar nuevas fronteras es cada vez más creciente. Eso sí, de momento los primeros pasos serán vuelos suborbitales que sin embargo ofrecerán una experiencia muy realista al cliente.

 

 



iata