La radiografía de un Boeing 777

2011-11-28

Hace años que el artista Rick Veasey va por allí haciendo radiografías de todo lo que se le cruza. No se han salvado personas, insectos, juguetes o caracolas. Tal vez su desafío más grande haya sido el de hacer la radiografía más grande que se conozca. Para ello tomó como modelo a un avión, el magnífico Boeing 777.

 

Para conseguir la imágen que vemos fueron necesarias 500 radiografías de otros tantos segmentos y elementos del aparato. Procesar todo ese material y presentarlo como una obra de arte, ha sido una enorme tarea con altas dosis de conocimientode física y química para manejar el proceso.

 

Mirando detenidamente la radiografía, más allá de escudriñar en los intestinos mecánicos del B777 (con más de 60 metros de envergadura), me dejo asombrar por su esbeltez. Tal vez sea ésa la idea del autor, que al despojar a sus modelos de la “chatarra exterior” (carne, vestidos, fuselajes), deje expuesta su estructura vital. Una visión básica y fundamental del motor que les da vida y movimiento.

 

 



iata