Convierte a Bangkok en tu destino preferido

2013-03-11

Bangkok, capital de Tailandia y la ciudad más importante del país con más de 6 millones de habitantes.

 

Un lugar ideal para visitar en cualquier temporada del año gracias a las temperaturas agradables que disfrutan durante todos los meses. Con una media de entre 25 y 30 grados diarios, sin embargo las precipitaciones se concentran en los meses de mayo, junio, julio, agosto, septiembre y octubre, por lo que si quieres recorrer las calles y la naturaleza de Bangkok, mejor que elijas otra temporada del año pues pueden llegar a caer en un mes hasta 350 mm.

 

Conocidas brevemente las condiciones climáticas de la capital tailandesa, vamos a ver ahora qué secretos esconde en su interior estas ciudad que cada año recibe millones de turistas intrigados por descubrir el encanto y la magia de Bangkok.

 

El Palacio Real data del siglo XVIII y se construyó durante el reinado de Rama I. Hay que advertir a todos los visitantes que está prohibida la entrada con pantalón corto o camisetas sin mangas. Antes de que la seguridad del palacio os impida el paso, id preparados. Al igual que cuando se acceda a cualquier sala del interior los turistas tienen que descalzarse, por lo que es recomendable llevar unos calcetines, sobre todo para personas escrupulosas.

 

Y como ocurre en casi todas las capitales del mundo, en Bangkok tampoco podía faltar el barrio de Chinatown. Formado por los chinos emigrantes, como ocurre en cualquier zona oriental, el caos es el protagonista del día a día de la zona. Aún así es muy seguro. A pesar de que cualquier hora es buena para visitarlo, si prefieres evitar las aglomeraciones, lo mejor será que lo hagas cuando la noche se esté aproximando.

 

Llama especialmente la atención de los turistas la casa de Jim Thompson, un famoso arquitecto que prestó sus servicios al ejército americano durante la Segunda Guerra Mundial. Pero si por algo es recordado en Tailandia es por ser el responsable de la expansión mundial de la seda tailandesa. Por eso su casa se ha convertido en un lugar de paso obligado para los turistas.

 

Tienes muchas formas de moverte por la ciudad. El metro es muy reciente, ni siquiera cuenta con una decena de años. Por eso todavía sólo dispone de una línea. A pesar de esto, es la opción perfecta para moverte por una misma zona sin necesidad de pegarte grandes caminatas. El Skytrain es el tren elevado que recorre la ciudad. Barato para los visitantes, aunque caro para los locales, es la opción perfecta para no sufrir los continuos atascos que se suelen producir en el centro. Y por último, los taxis. Debemos saber antes de llegar que el funcionamiento de este medio no es igual que en los países desarrollados. Para empezar se puede negociar el precio del viaje y los turistas deben tener especial cuidado cuando monten en uno. Antes de arrancar, deben pedirle al taxista que ponga en funcionamiento el taxímetro. De no hacerlo, la solución está en bajarse y buscar otro.

 

Antes de viajar debes informarte bien sobre la ciudad. En los últimos años están creciendo los estafadores que ofrecen recorridos alternativos a lo previsto, apelando que los grandes palacios o museos están cerrados.



iata